El Alquiler Vacacional en una Comunidad de Vecinos

El alquiler vacacional en comunidad de vecinos es un tema polémico y complejo sobre el que conviene informarse.

¿Una comunidad de vecinos puede prohibir a uno de sus miembros el alquiler vacacional de su vivienda? Es la gran pregunta que trae de cabeza a muchos propietarios de pisos y apartamentos a los que les gustaría alquilar su vivienda por periodos de corta o media duración, principalmente a turistas. Y la verdad es que no es del todo fácil responder a la pregunta.

alquiler vacacional en comunidad de vecinos

Se dice que nunca llueve a gusto de todos, y eso es especialmente cierto en las comunidades de propietarios. Con el alquiler vacacional en comunidad de vecinos ocurre como con cualquier otra cosa, lo que para unos es una actividad económica sin mayores peculiaridades para otros es una fuente de preocupación por los posibles ruidos o desperfectos de pueda sufrir la comunidad.

¿Qué dice la ley? Bueno, en este caso nos encontramos en un pequeño laberinto con varias posibles salidas. En primer lugar hay que acudir a la normativa autonómica respecto a las viviendas de uso turístico (el “famoso” Decreto 113/2015), donde se dice que es una práctica perfectamente legal siempre y cuando no se contravengan las normas de régimen interior de la comunidad.

Es decir, si en los estatutos de la comunidad de vecinos no se explicita que está prohibida la explotación turística de uno de los pisos, no habría problema. No obstante, cabe la posibilidad de que los vecinos deseen cambiar sus estatutos para prohibir dicha práctica, algo perfectamente posible, pero probablemente inviable. ¿Por qué?

Qué follón en esta, nuestra comunidad….con el alquiler vacacional en comunidad de vecinos …

Cabe remitirse a la famosa Ley de Propiedad Horizontal que regula estos asuntos. En el artículo 17.6 vemos que dicha modificación requiere el voto unánime de los propietarios. En ese caso, es de suponer que el propietario interesado en utilizar su piso como vivienda turística se oponga a dicha modificación que evidentemente le perjudica. ¿Callejón sin salida? Ni mucho menos…

La misma ley expresa que si hay un conflicto irresoluble es posible acudir a los tribunales (17.7.II), y en la propia ley se indica también que un alquiler vacacional (como cualquier otra actividad) podrá prohibirse si resulta “molesto, insalubre, nocivo, peligroso o ilícito” (7.2). Queda a criterio del juez decir en cada caso si puede considerarse como tal.

alquiler vacacional en comunidad de vecinos 2

Estamos dando por supuesto que hablamos de una actividad perfectamente legal y regulada, es decir, que los propietarios que quieren dedicar su vivienda a esta actividad pretenden hacerlo dentro de los márgenes de la legalidad. En caso contrario, la comunidad tendrá toda la legitimidad para actuar contra ese vecino que actúa fuera de la ley, como es lógico.

Así pues, si bien los propietarios que deseen explotar su alquiler vacacional en comunidad de vecinos llevan las de ganar, podría ser en última instancia un juez quien determine si dicha actividad provoca molestias a los demás vecinos que justifiquen la modificación de los estatutos y, con ello, la prohibición de la actividad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *