¿Alquiler vacacional legal o ilegal?

¿Por qué no interesa explotar ilegalmente su vivienda vacacional?

El alquiler vacacional legal o ilegal es una forma (lícita) de obtener unos ingresos extra, pero cuando se hace de forma ilegal los riesgos superan a los beneficios.

alquiler vacacional legal o ilegal

El boom de las webs dedicadas al alquiler de vivienda vacacional ha puesto a la orden del día una práctica que se venía haciendo desde siempre, como quien dice. Alquilar una vivienda durante unos días a unos turistas no es ilegal, siempre y cuando, y como ocurre con toda práctica lucrativa, nos atengamos a la ley.

Lo primero que hay que tener claro es que el alquiler de corta duración, vacacional o turístico, que de todas esas formas se conoce, es una actividad perfectamente legal. Con sus condiciones, claro está. No obstante, y haciendo gala de la innata picaresca que nos caracteriza, mucha gente lo hace al margen de la ley, sin contratos, sin declarar la actividad ni pagar impuestos. Hasta un 75%, según algunos estudios.

La Ley de Arrendamientos Urbanos (la famosa LAU) de 2013 dejó en manos de las Comunidades Autónomas la legislación sobre el alquiler vacacional, por lo que debemos remitirnos a la polémica legislación autonómica (Decreto 113/2015) y municipal para tenerlo claro. En el caso concreto de Canarias, por ejemplo, se considera como alquiler vacacional si se alquila una vivienda o parte de la misma dos veces al año o todos los años de forma habitual.

El alquiler vacacional legal o ilegal puede salirnos caro

El principal peligro al que nos enfrentamos si realizamos un alquiler ilegal es la ausencia de contrato, y con ella de cualquier protección respecto a un posible incumplimiento de lo acordado con el arrendatario. Cualquier desperfecto o impago no podrá ser reclamado de ninguna manera ante ninguna instancia, y en ese sentido dependemos totalmente de la buena fe de los arrendatarios.

Otra razón de peso por la que no es interesante asumir ningún tipo de riesgo alquilando al margen de la legalidad es por las altas bonificaciones fiscales a las que está sujeto el alquiler en estos momentos, nada menos que un 60%. Además, el pago es proporcional al tiempo de alquiler, y se pueden deducir los gastos (también proporcionalmente).

alquiler vacacional legal o ilegal 2

Todo esto por no hablar de las sanciones. Por parte de Hacienda (y Hacienda está con la mosca detrás de la oreja, cruzando datos de declaraciones y de las webs más populares de alquiler vacacional, como se puede leer aquí), entre el 50% y el 150% de la cantidad que no hemos declarado. Y por parte del gobierno canario las sanciones más leves alcanzan los 1.500 euros, pero las más graves pueden llegar a la escalofriante cifra de 300.000 euros.

Tal vez la razón más importante es la tranquilidad. Poder publicitar nuestro alquiler de vivienda vacacional por las vías tradicionales o a través de una web, recurrir a los servicios de una empresa que lo gestione todo por nosotros o valernos del distintivo que acredita nuestra vivienda, y todo ello sin miedo a posibles problemas legales.

Por lo tanto, ¿ alquiler vacacional legal o ilegal? nosotros lo tenemos claro, lo segundo no deja de ser pan para hoy y hambre para mañana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *