Check-in de alquileres turisticos

Trás los pertinentes intercambios de mensajes antes de la llegada de sus huéspedes, ya llegó el momento de darles entrada a su vivienda. ¿Pero cuál es la mejor forma de realizar el check-in de alquileres turisticos?

Ya existen desde hace varios años opciones para no tener que estar presente en la entrada de sus clientes a su vivienda vacacional. Aclarar rápidamente que no creemos en esta formula! Y a continuación les explicamos los motivos por los cuales no creemos en esta opción, que si bien resulta cómoda para el propietario, entendemos que no es ideal, ni mucho menos.Check-in de alquileres turisticos

En primer lugar, y por muy obvio que parezca, si no realizamos un check-in presencial a nuestros huéspedes, pues sencillamente significa que no sabemos a quien estamos dando entrada en nuestra vivienda. Esto no solamente es un problema de cara a nuestras obligaciones en materia de fichas de policía que hemos de cumplir, sino que tambien puede que la reserva haya sido hecha por unos padres para sus queridos hijos (y sus amigos juerguistas)…o sin ir más lejos se pueden alojarse más personas de las previstas en la reserva.

De hecho, es curioso ver hasta que punto las expectativas creadas online por el huésped durante el proceso de reserva, muchas veces no tienen nada que ver con la realidad del encuentro presencial. Muy a menudo el propietario tiene agradables sorpresas al conocer en persona sus huéspedes. Ayer mismo haciendo un check-in me encontré con una familia eslovaca que, al residir en Irlanda nos había traído un detalle de ahí: unos bombones y…una botella de  whiskey de 24 años!! Que quieren que les diga, no solamente le estoy muy agradecido a Jan sino que ya tengo pensado corresponderle con una buenas botellas de vino canario que le remitiré en el check-out para que se las beba en familia repasando las fotos de sus vacaciones en Canarias.

Pero también, hacer el check-in de alquileres turisticos es un buen momento para prevenir fiestas recordando las normas explicitas de la comunidad de propietarios (en el caso de los apartamentos), o las implícitas del vecindario en el caso de las villas. Ni que decir que también haciendo un check-in presencial tendremos oportunidad de charlar y hacer de anfitrión para nuestros huéspedes explicándoles el funcionamiento de las principales cosas de la casa (wifi, electrodomésticos, mandos,parking, etc.) sino que también tendremos oportunidad de compartir información de la zona, las opciones simpáticas de ocio, los restaurantes, así como ayudar con cualquier duda que puedan tener nuestros clientes. Esta parte es fundamental en la experiencia del turista y conviene dedicarle tiempo y atención.

En definitiva, en nuestra experiencia, la mejor opción es la de ser de verdad el anfitrión de sus huéspedes y no creemos en el todo virtual del Check-in de alquileres turisticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *