Como Preparar su Vivienda Vacacional para el Huésped

Entonces todo no vale, esto ya está (¡y quiero pensar que estaba!) muy claro para todos! ¿Pero entonces, como preparar su vivienda vacacional para el huésped?

En nuestro papel de anfitrión, queremos y debemos hacer feliz a nuestro visitante y para ello hay muchas cosas que podemos hacer y que no cuestan mucho dinero sino un poco de tiempo y sobre todo interesarse por la experiencia de su huésped. Aquí les pasamos algunas sugerencias.Como preparar su vivienda vacacional

Va sin decir que la casa deberá estar perfectamente limpia, y no en base al criterio del varón medio sino del criterio de un(a) profesional del gremio, llámese Gobernanta en este caso.  No nos olvidemos de que si no es siempre la primera impresión que se lleva el cliente, será como mucho la segunda  que se llevarán nuestros visitantes. Y, por cierto a efectos de mantener el mayor nivel de limpieza posible durante su estancia y facilitar su tarea de limpieza posterior,  les recomendamos que dejen siempre en la vivienda productos básicos de limpieza (bolsas de basura, pastillas para el lavavajillas, detergente para la lavadora, fairy, limpiacristales, fregona, etc.) a disposición de sus clientes ya que ademas son productos que no se suele llevar nadie de recuerdo a casa con lo cual se gastará a priori solamente lo estrictamente necesario.

También deberemos cumplir con los minimos exigidos por el Decreto en vigor, o sencillamente seguir esta pequeña guía de Homeaway.

Por otro lado, de la misma forma que nadie espera encontrar un frigorífico lleno ni reservas en la despensa para los siguientes 3 meses, apuntarles que conviene dejar las cosas imprescindibles como son: papel higiénico, papel de cocina, jabón de mano y champú, así como azúcar, sal, aceite y vinagre, y demás productos de “primera necesidad”)

Por último, teniendo en cuenta lo mal que sabe nuestra agua del grifo al día de hoy, es también muy recomendable dejar a los huéspedes una serie de amenities que otra vez no nos costarán mucho y podrán tener un efecto muy positivo para el visitante. Le recomendamos dejar siempre agua, leche, zumo, frutas y un set de café, té y chocolate para que cualquier miembro de la familia visitante pueda tomarse algo antes de deshacer las maletas. Y si además tiene una especialidad culinaria cerca de su vivienda(un vinito del país de la bodega más cercana también sirve), pues nunca estará demás dejar una pequeña muestra a disposición de sus clientes.

En resumen, nuestro receta sobre ¿como preparar su vivienda vacacional para el huésped? Una vez más entendemos que cabe apelar a una buena dosis de empatía mezclada a media dosis de amabilidad y una pizca de sentido común!!

Sentido común y ese pequeño plus…

De todas maneras, como ya sabemos que el sentido común es el menos común de los sentidos (¡dicho sea sin ánimo de ofender, claro!), vamos a dejarle una sencilla lista a modo de recapitulación con todos los elementos que no pueden faltar en nuestra vivienda vacacional a la hora de recibir a un nuevo huésped. Incluimos, como bonus, un consejo de oro.

1. Mantenimiento

  • Repuestos elementales, como puede ser una bombilla o pilas para el mando a distancia, por ejemplo… Todo lo que no requiera el uso de herramienta.
  • Seguro que en su casa tiene un cajón con “todo eso”, que puede ser desde un trozo de cuerda para tender la ropa a una barra de pegamento. Nunca está de más.
  • Los elementos de emergencia (o sea, un botiquín básico actualizado, una linterna y pilas).

2. Limpieza

    • Dos juegos de sábanas y toallas por cabeza, así como mantas, cobertores y fundas de recambio para los colchones y almohadas.
    • Papel higiénico. Por supuesto.
    • El secador y la plancha  son dos elementos que casi nadie suele llevar de viaje y sí agradecer cuando se encuentran.
    • Una pieza de jabón en el lavabo y detergente y estropajo en la cocina; aunque puede que no los usen puede ofrecer otros elementos de higiene, siempre nuevos y cerrados (champú, gel, esponja, espuma de afeitar etc.).
  • Bolsas de basura y productos de limpieza genéricos, además de los útiles necesarios (escoba, cubo, guantes…).

3. Alimentación

  • Lo que llamamos “básicos” (sal, aceite, azúcar, vinagre).
  • Agua embotellada si la del grifo no es apta o recomendable.
  • Un pequeño “kit” con café, té, cacao, zumo, leche (todo cerrado). Pueden ser interesantes para estos casos las monodosis.
  • En muchos casos los huéspedes anteriores dejan en los armarios alimentos que no han utilizado o terminado. Está bien evitar el despilfarro, pero asegúrese de que no son alimentos caducados y han estado debidamente conservados.

4. Información

  • Entran en esta categoría los folletos turísticos sobre las atracciones de la zona, el menú de un restaurante cercano de comida a domicilio, la tarjeta de un servicio de taxi, las instrucciones para activar la caldera con la que se lía todo el mundo…
  • Hoy en día la conexión a internet es casi como el aire que respiramos. Deje en un lugar visible (MUY visible) tanto el nombre de la red como la contraseña.

5. Detalles:

  • Unas flores frescas o un poco de fruta.
  • Algún producto típico de la región.
  • Algún regalo individual.

6. Consejo de oro (no se nos ha olvidado):

Piense en cuando usted ha sido cliente de algún hotel o de alguna vivienda turística (o simplemente huésped en casa de algún amigo). Intente recordar, o imagine, cualquier detalle que a usted le agradaría encontrar. Piense si es factible ofrecerlo en su propio alquiler vacacional, y si lo es, adelante.

Desde lo más básico y elemental a lo más superfluo y accesorio, todo cuenta a la hora de dar una acogida perfecta a nuestros huéspedes. Seguro que a usted se le ocurre algo más aparte de estos elementos básicos (que no son poca cosa, por cierto). ¡Adelante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *