Depósito de Garantía Alquiler Vacacional

¿Qué depósito de garantía debe pedir para mi alquiler turístico?

Si usted ha llegado hasta aquí es muy probable que esté pensando en poner en alquiler su vivienda de vacaciones. Antes de hacerlo tenga en cuenta todos los aspectos importantes, que le harán convertirse en un anfitrión realmente exitoso. El depósito de garantía es uno de estos parámetros. Podría decirse que este depósito de seguridad es al alquiler turístico lo que la clásica fianza a un alquiler convencional.

depósito de garantía

Las dudas surgen cuando el propietario de la vivienda debe tomar la decisión de qué importe es apropiado pedir a modo de depósito de garantía. Establecer una cantidad muy baja puede resultar perjudicial para el arrendatario, ya que es posible que no sea suficiente para reparar desperfectos o daños ocasionados por el inquilino. Pero, solicitar un importe demasiado elevado también puede resultar contraproducente, ya que no todos los turistas están dispuestos a desembolsar grandes sumas económicas para este fin.

Está claro que la idea es pedir un depósito de garantía que satisfaga a ambas partes. Difícil, ¿verdad? Pues lo cierto es que no tiene por qué resultar tan complicado. Son muchos los aspectos que hay tener en cuenta a la hora de establecer un depósito de seguridad acorde a su alquiler vacacional.

Claves para establecer el depósito de garantía

  1. La regla más común: son muchos los propietarios que optan por pedir un porcentaje exacto, en función del importe total del alquiler turístico. Generalmente, lo más recomendable es exigir el pago de una garantía de en torno al 20 % del coste total del alquiler. El problema de esta fórmula es que puede resultar una cantidad nimia para alquileres de muy corta estancia.
  2. El valor del contenido: obviamente, el depósito de garantía que debe pedir para su alquiler de vacaciones tiene que ir en consonancia con el valor del contenido de su vivienda. No es lo mismo una propiedad de lujo, en la que la decoración sea costosa y de diseño, que una vivienda con pocos detalles decorativos o piezas de escaso valor. Esto debe marcar el depósito de garantía siempre.
  3. Una cantidad fija: otra fórmula es la de solicitar una cantidad fija, en concepto de fianza, independientemente del precio a abonar por el alquiler en cuestión. Para establecer este importe es necesario tener en cuenta lo mencionado anteriormente. Por norma general, para alquileres de corta estancia, los propietarios suelen solicitar cantidades redondas, que suelen rondar entre los 200 y los 500 euros. La cifra depende obviamente de la vivienda y el acondicionamiento de la misma.
  4. Una cantidad variable: otra posibilidad es establecer una serie de cantidades en concepto de depósito de garantía, teniendo en cuenta el tiempo de estancia en el alquiler turístico, así como el precio total del mismo. En general, este tipo de fianzas suelen aumentar en la misma medida en la que aumenta el precio a pagar por las vacaciones.

depósito de garantía 1

Conclusión sobre el depósito de garantía

Son muchas las fórmulas para saber qué cantidad se debe pedir en concepto de depósito de seguridad para un alquiler vacacional. No obstante, la mejor opción es dejarse asesorar por profesionales del sector. Esto le servirá para conseguir que los inquilinos presten atención a su vivienda, garantizando los mejores resultados posibles. Dejar en manos de profesionales estos aspectos es fundamental para evitar quebraderos de cabeza. En Tralopia, nuestro equipo se encarga de gestionar de forma integral todos los alquileres turísticos, evitando que nuestros propietarios se vean desbordados por cuestiones técnicas e incómodas en muchas ocasiones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *