Elegir huéspedes de alquiler vacacional, ¿hasta dónde podemos llegar?

Es difícil poder elegir huéspedes de nuestra vivienda vacacional sin caer en comportamientos discriminatorios. ¿Cómo conseguirlo?

Hace un par de semanas hablábamos con un propietario acerca de la palabra “huésped”, que usamos comúnmente para referirnos a los clientes de nuestra vivienda turística. Él negaba que fuera un término adecuado: “A mis huéspedes los elijo yo”, decía. Con toda la razón del mundo. Eso nos ha hecho reflexionar acerca de la posibilidad de elegir a nuestros huéspedes.

Elegir huéspedes 2

Porque, efectivamente, el propietario de un alquiler vacacional no puede elegir a sus huéspedes. Puede colocar varios filtros y requisitos en las plataformas de alquiler vacacional online señalando ciertas características que no desea, como huéspedes que fumen dentro de la vivienda o que tengan mascotas, por ejemplo; pero no puede aceptar a unos y rechazar a otros por la primera impresión que le den, online o en persona.

De hecho, esto nos recordó ciertos hechos ocurridos el año pasado en Estados Unidos, donde un anfitrión (otro término discutible en este caso, como veremos) fue multado por discriminación racial: se negó a modificar una reserva a última hora porque su huésped era asiática. Fue un caso sonado y puso en evidencia las políticas de Airbnb, plataforma permisiva con este tipo de comportamientos racistas, que ha tenido que dar un paso en ese sentido.

¿Cómo podemos seleccionar a nuestros clientes sin caer en esos extremos? Es comprensible guiarnos por nuestras preferencias para aceptar o no a un usuario, pero la verdad es que no es tarea fácil poder elegir sin llegar a discriminar a las personas a las que abriremos las puertas de nuestra vivienda vacacional.

Criterios de selección en plataformas o fuera de ellas para elegir huéspedes

El precio es el principal criterio que podemos manejar para “filtrar” el número de interesados en nuestra oferta, pero es un arma de doble filo; por un lado, porque un precio alto puede ahuyentar a muchos usuarios que sí nos gustaría recibir; y por otro, porque nada nos garantiza que nos gusten las personas dispuestas a asumir

Elegir huéspedes

Las plataformas online de alquiler vacacional no ofrecen muchas otras posibilidades de elegir huéspedes. Siempre puede explicitar en las secciones de descripción o en las normas del apartamento si prefiere huéspedes tranquilos, por ejemplo, que la vivienda no es apta para niños o que no se permiten fiestas, o hacer especial hincapié en lo silencioso que es el barrio o lo exigentes que son los vecinos.

Si suele alquilar su vivienda turística al margen de las plataformas online, según el método clásico de hablar con el interesado por teléfono o cara a cara, siempre tendrá un margen mayor. En cualquier caso, recuerde puede ser engañoso guiarse simplemente por la voz de una persona o su apariencia para juzgar si queremos tenerlos como huéspedes. No es oro todo lo que reluce…

La mejor forma de obtener un criterio medianamente fiable para elegir huéspedes o decidir si un cliente nos conviene o no es recurrir a las referencias que podemos obtener de ellos, sea a través de la plataforma online que estemos usando, si son usuarios habituales, sea a través de terceras personas si manejamos nuestro alquiler vacacional de una manera más tradicional.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *