Fiscalidad de las Viviendas Vacacionales

Cuál es la fiscalidad de las viviendas vacacionales? Cuántos impuestos tiene uno que pagar por las rentas generadas por su vivienda vacacional?

Vaya por delante que no seremos capaces en este breve articulo de darle una respuesta precisa a su casuística personal, pero explicaremos los principales conceptos de impuestos aferentes a nuestra actividad así como nuestras obligaciones al respecto.

Hay 2 tipos de gravámenes que afectan a la actividad de alquiler vacacional:

  • el impuesto directo materializado por el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las personas Físicas) o para las personas jurídicas o empresas el IS (Impuesto de Sociedades);
  • el impuesto indirecto o IVA (impuesto sobre el valor añadido) o IGIC en el caso de las Islas Canarias.

fiscalidad de las viviendas vacacionales

En cuanto al impuesto directo, tanto en un caso como en el otro, lo que debemos hacer es bastante sencillo: sumar todos los ingresos que hemos obtenido gracias a las estancias acogidas en nuestra vivienda (incluyendo los gastos de limpieza en caso de cobrarlos aparte) y obviamente también deducir todos los gastos fiscalmente deducibles que nos haya podido generar la gestión de la vivienda en cuestión. En el blog de Bankinter encontrarán un buen ejemplo de los cálculos de IRPF que se deben llevar a cabo para cumplir con sus obligaciones tributarias.

Por otra parte, en materia de impuesto indirectos, una cosa que no suelo tener en cuenta mucha gente, es la obligación que tiene el propietario de una vivienda vacacional de solicitar el alta censal en el impuesto bajo el epígrafe de la actividad económica 1.685 (alojamientos turísticos extrahoteleros). Así mismo, tal y como lo destaca Wasesores en su blog, “(…)el propietario o las personas físicas o jurídicas a las que éste se la haya encomendado, tendrá todas aquellas obligaciones propias de los sujetos pasivos del IGIC,(…) y entre las que no hay que olvidar, la destacada obligación de presentación de las correspondientes autoliquidaciones trimestrales del IGIC (modelo 420)”.

A modo de conclusión sobre la fiscalidad de las viviendas vacacionales, destacar hasta que punto es fundamental cumplir con estas obligaciones aunque no nos haga mucha gracia….no nos olvidemos que las multas que han caído hasta la fecha en España en materia de turismo vacacional son ante todo por este motivo fiscal más que por el respeto de la propia normativa turística. A buen entendedor…

 

ACTUALIZACIÓN 2018

La Agencia Tributaria ha introducido ciertos cambios en la tributación de las viviendas de alquiler vacacional que se harán efectivas a partir de julio de 2018. Por esa razón hemos actualizado este artículo, para que pueda usted estar al día de las novedades y al corriente de esos cambios, y evite así llevarse una desagradable sorpresa a final de año en forma de carta de Hacienda.

La gran novedad es la creación del Modelo 179 para viviendas de alquiler turístico. Es un formulario meramente informativo (puede usted respirar) mediante el que Hacienda quiere saber quiénes están dedicando viviendas al alquiler vacacional en España a través de plataformas online; ya sabe, las Airbnb, Wimdu, Homestay y demás familia.

Por lo tanto, no es usted, propietario, quien debe presentar este formulario, sino (citamos el texto original) “las personas y empresas que presten un servicio de intermediación entre los cedentes y cesionarios”. Esto significa que son las plataformas online quienes han de presentar este Modelo 179 a la Agencia Tributaria, a las que Hacienda alude directamente como “plataformas colaborativas” como intermediario más habitual.

Esa es la buena noticia, aparte del hecho de que no deberá usted pagar más impuestos, aparte de los ya mencionados arriba. Tampoco hay cambios en cuanto a lo que se puede deducir. Simplemente, Hacienda podrá así comprobar, cruzado sus declaraciones de IRPF y de IVA, si les cuadran las cuentas.

Más detalles

En el texto que se da por parte de la Agencia Tributaria para definir qué es una vivienda con fines turísticos se habla de la “cesión temporal de uso de la totalidad de una vivienda”. ¿Y qué ocurre con la cesión temporal de una parte de la vivienda, o sea de una habitación? Es una buena pregunta. Parece que el alquiler de habitaciones no entraría en este caso, lo que no le exime de pagar los impuestos pertinentes.

Si se está preguntando qué datos recibirá la AEAT sobre usted como propietario de la vivienda vacacional alquilada por parte de las empresas intermediarias, serían los siguientes:

  • Identificación del propietario o persona con derecho sobre la vivienda.
  • Identificación de la persona o entidad que ponga la vivienda en la plataforma.
  • Identificación del inmueble mediante número catastral.
  • Cantidad de días en que se ha alquilado la vivienda.
  • Importe del que se ha beneficiado la persona por alquilar la vivienda.

Aunque la entrada en vigor del nuevo Modelo 179 se produce en julio de 2018, las empresas o individuos intermediarios deberán declarar el ejercicio completo, es decir, todos los alquileres vacacionales producidos desde el 1 de enero de 2018, y presentar este modelo cada trimestre. Aquí les dejamos el enlace a la publicación del BOE y aquí puede encontrar un buen resumen de la información.

En realidad, y aunque a priori no nos haga mucha gracia, debemos ver todo esto como una buena noticia. Al fin y al cabo, se conseguirá así una mayor transparencia y evitar buena parte de la economía sumergida que tan mala fama da a nuestro sector. En cualquier caso, los impuestos sirven para mejorar la vida de todos; al menos en teoría…

4 comentarios en “Fiscalidad de las Viviendas Vacacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *