5 Gastos Deducibles del Alquiler Vacacional

Si usted es poseedor de una vivienda de la que obtiene cierto rendimiento económico a través del alquiler en periodos vacacionales, sabrá que debe reflejar en su declaración de la renta aquellos ingresos que perciba por su arrendamiento como “rendimientos del capital inmobiliario”. Lo bueno de todo esto es que Hacienda permite deducir gastos alquiler vacacional, todos aquellos gastos relacionados con el inmueble que hayan sido necesarios para poder sacar dicho beneficio, como pueden ser los gastos de financiación o reparación.

gastos alquiler vacacional

A continuación, le invitamos a conocer todos los gastos alquiler vacacional que usted podrá deducir de sus rentas de alquiler turístico:

1. Las cantidades destinadas a los suministros como los gastos de la luz, el agua y el gas, así como aquellas devengadas por terceros, como los de administración, comunidad, portería o vigilancia, entre otros.

2. Los gastos de financiación, en los que se incluyen los intereses producidos por la hipoteca o créditos, además de cualquier otro gasto de índole financiera que sea derivada de la compra de la vivienda.

3. Las primas abonadas por los contratos en el seguro contra incendio, robo o responsabilidad civil, entre otros.

4. Los importes destinados al mantenimiento, conservación y reparación de la vivienda como consecuencia de su uso: la reparación de elementos como el aire acondicionado o el ascensor, la sustitución de otros defectuosos como el termo o repintar el inmueble son algunos de los ejemplos que pueden darse en este apartado.

5. Los gastos empleados para amortizar el inmueble, entre los que se incluyen cualquier deterioro causado por el uso continuado y el inevitable paso del tiempo.

3 aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de deducir los gastos alquiler vacacional

Además de los gastos deducibles de su vivienda vacacional, no hay que olvidar otros aspectos que resultan de vital importancia a la hora de realizar la declaración de la renta.

  1. Primero de todo, debe saber que sólo podrá deducir aquellos gastos que se correspondan a los períodos de tiempo durante el que su hogar vacacional haya estado arrendado.
  2. El importe total que se puede deducir por los gastos del inmueble, no podrán superar las cantidades íntegras obtenidas por su rendimiento.
  3. Cualquier obra relacionada con la ampliación y mejora de su vivienda no serán deducibles, pues están consideradas como gastos relacionados con el aumento del valor del inmueble.

Como ha podido comprobar, la gran mayoría de gastos relacionados con la vivienda podrán ser deducibles en su declaración de la renta, lo que supone un considerable ahorro que puede ser invertido en otros gastos no deducibles como obras de ampliación y mejora del inmueble. Algo que podría resultar muy ventajoso y beneficioso para conseguir atraer más clientes en el futuro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *