¿Cómo controlar los gastos de su alquiler vacacional?

Para algunos propietarios controlar los gastos de su alquiler vacacional y la gestión económica de su vivienda turística es un calvario. Veamos la forma de hacerlo fácil.

Puede que a usted le pase como a algunos (entre los que me cuento), y que esté no solamente poco dotado para lo que en términos generales llamamos “las cuentas”, sino que todas esas cosas de la contabilidad le generen mareos y aversiones. Cuando tenemos que gestionar un pequeño negocio, estamos ante un problema.

Claro que hay que establecer una diferencia: los ingresos no son el verdadero problema; los disgustos se los suelen dar los gastos de su alquiler vacacional, sobre todo si aparecen todos juntos o son imprevistos. Muchas veces son los costos y no la gestión en sí lo que nos disgusta. Aprender a controlar y disminuir gastos es el elemento clave de un alquiler vacacional exitoso.

El consejo de oro en estos casos sería sencillo: delegue. Confíe la gestión económica de su vivienda vacacional a una asesoría, gestoría o (mejor aún) empresa especializada en alquiler vacacional. Puede encargarse usted mismo de todas las demás tareas asociadas a este tipo de actividad, o hacerse la vida todavía más fácil y delegar en ellos la gestión integral de la vivienda turística.

Si las cuentas no son lo suyo, pero incluso así desea encargarse usted mismo, es importante seguir una serie de criterios y consejos que vamos a enumerar a continuación.

Registrar, optimizar, acotar, escalar ….la receta para controlar los gastos de su alquiler vacacional

Lo primero para controlar los gastos de su alquiler vacacional es, efectivamente, llevar un estricto control de estos. Hay que llevar muy bien las cuentas, de forma clara y rigurosa. Nada de tiques arrugados en los bolsillos y cuadernos llenos de tachones; ya dice mi padre que más vale lápiz corto que cabeza larga, así que anote todo gasto (muy útil también a la hora de pagar impuestos).

gastos de su alquiler vacacional 2

Es imprescindible saber cuándo y cómo gastar, o sea, saber optimizar los gastos. Piense dos veces antes de lanzare a un gasto, elimine gastos superfluos y dé prioridad a los necesarios o a los que van a darle un rendimiento a medio o largo plazo. Si este mes debe hacer frente a una avería en el cuarto de baño, por ejemplo, quizás no sea el mejor momento para adquirir una televisión nueva.

Un error habitual de los propietarios de vivienda turística consiste en no establecer de forma nítida la frontera entre sus gastos personales, los de su familia y hogar, y los derivados del alquiler vacacional. Compartir los gastos de agua o teléfono sería un buen ejemplo de ello. Mezclarlo sólo acarrea quebraderos de cabeza y un descontrol importante que falsea los gastos reales.

La llamada economía de escala es el secreto del desarrollo económico; resumiendo mucho, abaratar costes creciendo. Un ejemplo para escalar su negocio sería por ejemplo contratar un servicio de limpieza durante todo el año a buen precio en lugar de recurrir a él ocasionalmente por una tarifa mayor, u obtener un descuento al adquirir todos los muebles al mismo tiempo en una misma tienda.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *