Ventajas e Inconvenientes de Homeaway para el Alquiler Vacacional

Descubra en este artículo lo mejor y lo peor de la plataforma homeaway.com en el ámbito del alquiler vacacional

Lógicamente, todo propietario con una vivienda turística procura incrementar al máximo sus posibilidades de alquilarla, dando la mayor visibilidad posible a su apartamento, piso o casa. Uno de los recursos más habituales es colgar nuestra vivienda vacacional en internet. Pero internet es muy grande… Las plataformas especializadas se llevan la parte del león.

Homeaway

La página web www.homeaway.com (o www.homeaway.es en su versión española) es una plataforma especializada en ejercer como intermediaria entre los propietarios y los turistas a la hora de alquilar una vivienda vacacional. Hasta aquí todo estupendo, pero profundicemos un poco… ¿Qué ventajas y desventajas principales tiene utilizar esta plataforma?

Ventaja 1: una alta exposición. Es lo que tiene recurrir a uno de los gigantes del sector para promocionar su vivienda turística.  En la web alardean de que su alquiler vacacional será visible para los 32 millones de personas que visitan la página cada mes. Y de todo el mundo; para internet no hay fronteras. O casi.

Ventaja 2: guía y consejos. Una vez registrado su alquiler vacacional en la web, Homeaway le ayudará a dar más visibilidad a su vivienda con todo tipo de consejos y tips, así como a hacerla más atractiva para sus posibles clientes; desde cómo (o cómo no) redactar su descripción hasta qué no puede faltar en su casa para que sea irresistible.

Ventaja 3: un perfil más vacacional. Los clientes que recurren a Homeaway buscan normalmente chalets y casas (no habitaciones o apartamentos) para periodos superiores al simple fin de semana en entornos claramente vacacionales (y no tanto en ciudades). Son más turistas que viajeros, por así decir, que los que frecuentan a la competencia (Airbnb, vaya).

Homeaway en Canarias: No es oro todo lo que reluce

Desventaja 1: poco flexible. La opción del pago de una tarifa preestablecida en lugar de una comisión en función de la ocupación del inmueble es un claro inconveniente cuando no tenemos una clientela regular a lo largo de todo el año, ya que debe pagarse vengan o no vengan turistas a alojarse a su casa. Esto desanima especialmente a los propietarios principiantes.

Desventaja 2: un simple intermediario. Muchos propietarios se quejan de que en última instancia las plataformas como Homeaway se limitan a funcionar como un intermediario que cobra sus tarifas (entre 300 y 1.000 euros anuales) o una jugosa comisión (de en torno al 10%) pero que no se responsabilizan de ninguno de los problemas que puedan surgir antes o durante el alquiler vacacional.

Desventaja 3: filtros insuficientes. Otra fuente habitual de quejas es el poco cuidado que dedica esta plataforma para controlar lo que “se mueve” dentro de la misma. Así, la web ya fue multada por el Ayuntamiento de Barcelona al publicitar alquileres ilegales a pesar de ser advertida, y son numerosos los casos de estafa por parte de terceros que se han dado de alta en el portal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *