7 Formas de Cabrear a sus Huéspedes

Alquilar una vivienda para que los turistas pasen sus vacaciones requiere una serie de compromisos que debe de tener en cuenta todo buen anfitrión para evitar problemas con su alquiler vacacional. Son muchas las formas de cabrear a los huéspedes, que siempre tendrá que evitar. Eso sí, es importante ser tolerante, pero nunca perder la autoridad que le otorga ser el propietario del alquiler turístico. Para conseguir que los visitantes se vayan contentos y con opiniones positivas de nuestro alojamiento solamente hay que llevar a cabo las pautas del buen anfitrión y así evitar que se marchen enfadados.

problemas con su alquiler vacacional

Así puede cabrear a sus huéspedes: evítelo siempre

1. Mala comunicación antes de la reserva

Muchos turistas esperan que el futuro anfitrión sea amable con ellos antes de proceder a reservar su vivienda vacacional. Por lo tanto, si quiere evitar que el posible huésped mire hacia otro lado, es importante que apueste por una comunicación fluida, en la que resuelva todas las dudas que plantea el interesado. La amabilidad es tan importante como la propia educación.

2. Cancelaciones inesperadas

Si echamos un vistazo a los comentarios de muchos huéspedes en portales de alquileres turísticos online, nos daremos cuenta de que los más negativos se deben a cancelaciones inesperadas por parte del anfitrión. Si pone su casa en alquiler tenga claro que el servicio al cliente debe de ser perfecto. Esto incluye ofrecerlo, tal y como había acordado en la reserva.

Obviamente, es posible que existan causas externas que le obliguen a realizar una cancelación inesperada. En este caso explique con amabilidad a sus huéspedes lo sucedido y ofrézcales una solución o alternativa al alquiler de su vivienda.

3. Mala recepción por parte del anfitrión

Sus huéspedes están de vacaciones y el momento en el que llegan a su destino lo primero que esperan es ser bien recibidos. En este momento la educación es primordial para evitar problemas con su alquiler vacacional. Si tiene algún detalle de bienvenida con los clientes conseguirá que su viaje comience con buen pie. La mejor recomendación es mantener una conversación fluida, evitando ser pesado, pero explicando las características más importantes de su alojamiento turístico.

4. Complicación en la comunicación

Probablemente sus huéspedes quieran contar con usted para hacerle preguntas durante la estancia en su alquiler turístico. Su obligación, para evitar el enfado, es estar localizable y ayudar al turista en la medida de lo posible. Por lo tanto, mostrar desinterés siempre será un error que tendrá que evitar. Todos queremos huéspedes satisfechos, que nos dejen valoraciones positivas.

5. Entregar la vivienda en mal estado

El turista lo primero que ve es el estado en el que se encuentra la vivienda que ha alquilado para sus vacaciones. Una casa turística sucia o en mal estado es uno de los motivos de cabreo más comunes. Deje su vivienda del mismo modo que le gustaría encontrarla a usted. Además, si puede entregarla con las camas hechas y la ropa de baño limpia siempre será mucho mejor.

6. Aplicar recargos sin avisar

Su huésped espera pagar exactamente lo que se pactó desde un principio. Por lo tanto, siempre debe evitar aplicar recargos sobre servicios que no los necesitan. Si no quiere cabrear a los turistas que se alojan en su vivienda cobre solo lo pactado. Tenga en cuenta que el depósito de seguridad es una garantía para usted en caso de que se produzcan desperfectos importantes.

7. Actitud negativa ante los problemas con su alquiler vacacional

Son muchos los problemas que pueden surgir durante un alquiler turístico. En este sentido, su actitud es tan importante como la resolución de los mismos. Si muestra desinterés, no se preocupa por las necesidades de sus huéspedes o la comunicación es limitada, el enfado de los turistas será supremo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *